LUCHAR LO LIBRE / 2

9,80

Crónicas de Benigno Varillas en el diario EL PAÍS 1978 – 1980

Categoría: Etiqueta:

Descripción

Este tomo continúa el anterior (LUCHAR LO LIBRE / 1).  Cubre la información ambiental publicada por el autor en el diario El País entre enero de 1978 hasta el mes de marzo de 1980, en que muere Félix Rodríguez de la Fuente.

Los últimos quince meses de vida del añorado pionero de la defensa  de la naturaleza fueron trepidantes. El defensor de los animales proscritos, de los  depredadores, de la vida salvaje en general, del que logró cambiar la mentalidad de los españoles hacia la naturaleza, empezó a sufrir los envites de unos pocos de sus seguidores en aquella época convulsa.

Es la etapa en la que se redacta y aprueba la Constitución Española que debía poner fin al enfrentamiento entre los españoles. Mientras eso ocurre, Félix filma sus programas sobre el Gran Norte, en Canadá y Alaska, donde buscar la huella y las pistas de los últimos hombres paleolíticos parecidos a los europeos de España de la edad del hielo, la tribu de recolectoras–cazadores escondidos en el valle y río Nahanni.

Repasar los contenidos abordados en el diario El País en esta época, desvela información inédita de cómo se movilizaron los conservacionistas para combatir al Icona, trasladando a los padres de la Constitución la necesidad de un texto que permitiera la posibilidad de transferir a las Comunidades Autónomas las competencias ambientales. Una estrategia que ahora se ve fue equivocada, porque generó el caos de reinos de taifas actual, con 17 consejerías gestionando las competencias de Biodiversidad, que inicialmente se entendían del Estado. La quiebra de la lógica más aplastante hizo que los ríos se gestionen de forma unitaria mientras que los peces y demás fauna fluvial está sometida a los vaivenes autonómicos de las regiones artificiales en las que se ha dividido la naturaleza de la Península Ibérica.

También quedan reflejadas en este libro las maniobras que intentaron desprestigiar a Félix Rodríguez de la Fuente por aquellos años, de las que este periodista del diario El País no se hizo eco.

La obra de Rodríguez de la Fuente fue trascendente para la naturaleza y la cultura de los españoles. Con estos libros le rendimos homenaje.